LOS CINCO PAÍSES CON MÁS MUJERES EMPRENDEDORAS

LOS CINCO PAÍSES CON MÁS MUJERES EMPRENDEDORAS

Fuente tomada de www.entrepreneur.com

Hola!

Saludamos a toda nuestra comunidad WOW!

Hoy hablaremos un poco sobre los países con mayor porcentaje de mujeres emprendedoras, vemos como el común denominador es ofrecer créditos a la mujer emprendedora y que su trabajo se fusione con las actividades de sus hogar y crianza de los hijos, así como la preparación y la formación adecuada que requieren para garantizar mucho más su éxito y enfrentar mejor las dificultades. Veamos entonces que nos exponen para tener una idea de lo que pasa en cierta parte del planeta en relación a este tema.

Los países que figuran tenemos a:

Uganda.

Figura como la primera posición, con un 34,8%. Buena parte del empresariado femenino ugandés funda sus compañías no por la abundancia de oportunidades, sino obligado por la supervivencia. Muchas mujeres se convierten en empresarias porque es su única alternativa, sin la formación adecuada y en muchos casos abandonando los estudios para acometer sus planes. La inmensa mayoría de ellos (más del 86%) son realmente proyectos individuales de trabajadoras autónomas, no empresas con capacidad de contratación. A su vez, su actividad se ve mayoritariamente confinada a los sectores del comercio, el alojamiento y la alimentación, mientras que apenas tienen participación empresarial en industrias clave como la agricultura, la pesca, el transporte o la comunicación.

Las autoridades comprenden la importancia de potenciar el empresariado femenino es el lanzamiento en 2016 del programa Uganda Women’s Entrepreneurship Programme (UWEP), que ofrece créditos sin interés y asesoramiento a proyectos empresariales emprendidos por mujeres.ave como la agricultura, la pesca, el transporte o la comunicación.

Botsuana

El pequeño país africano, conocido por ser uno de los más ricos y mejor gestionados del continente, cuenta con un nutrido empresariado femenino, que representa el 34,6% del total, según el estudio de referencia anteriormente citado. Este dato se apoya en factores subyacentes favorables, como la alta participación de las mujeres en el mercado laboral y su creciente presencia en puestos profesionales altos (un 31% de los altos mandos corporativos, frente al 25% de media en el conjunto del mundo).

Entre los elementos favorables se cuenta también la existencia de programas gubernamentales específicos de ayuda a las emprendedoras, encuadrados en el Departamento de Asuntos de la Mujer del Ministerio de Empleo. Su alcance es limitado, pero gracias a sus pequeños préstamos (de unos 25.000 dólares como máximo por proyecto) han podido ver la luz muchas iniciativas.

La normativa de Botsuana no obstaculiza el derecho a la propiedad y la herencia por parte de las mujeres. Sin embargo, la mayoría de los activos financieros están en manos de hombres, lo que implica que muchas mujeres no pueden obtener aval bancario ni crédito para lanzar sus proyectos.

La Organización Internacional del Trabajo cree que tienen que cambiar varias cosas para liberar el potencial emprendedor. Además de la propagación de una cultura que ponga en valor a las empresarias, es urgente mitigar la informalización de su actividad. También se recomiendan medidas para facilitar el acceso al crédito, la introducción de ayudas públicas que permitan combinar la crianza de los hijos con las actividades profesionales, y una mejora del nivel formativo que les permita aumentar el calibre y eficiencia de sus proyectos.

Nueva Zelanda

Ningún país del mundo ofrece mejores condiciones para las empresarias. Nueva Zelanda ocupa el primer puesto en magnitudes como la presencia de mujeres con formación universitaria y las políticas generales de apoyo a las pymes. También obtiene puntuaciones muy notables en lo relativo a la inclusión financiera de la mujer y sus conocimientos de gestión.

El país ocupa la primera posición en el Índice de facilidad para hacer negocios del Banco Mundial, y cuenta con una mentalidad y una administración favorables a los negocios y que no ponen trabas al emprendimiento femenino. En el índice de The Economist que clasifica a los mejores países para ser mujer trabajadora, Nueva Zelanda figura en el undécimo puesto.

Cabe destacar que existen diversas iniciativas privadas y de la sociedad civil que favorecen el empresariado femenino, como la NZ Women Entrepreneur Network, que ayuda a las mujeres a crear empresas y a hacer que crezcan y sean rentables, o la New Zealand Business Women Network, una red de apoyo que ofrece asistencia a neozelandesas afincadas en Londres para el desarrollo de sus proyectos empresariales.

Rusia

El 32,6% de las empresas rusas está en manos femeninas. Sin embargo, los factores habilitadores son a veces deficientes, como por ejemplo la escasa inclusión financiera de las mujeres, su bajo nivel formativo, la inexistencia de legislaciones de género progresistas, la brecha salarial, las parcas condiciones generales de apoyo al emprendimiento o la percepción negativa de las empresarias (por parte de los hombres, ya que el 73% de las rusas lo ven con buenos ojos).

Existen factores más favorables. La firma de auditoría Grant Thornton señala que Rusia cuenta con una proporción de mujeres en puestos profesionales elevados superior a la de cualquier otro país del mundo. En concreto, el 45% de los altos cargos son mujeres, frente al 21% de Estados Unidos. La Organización Internacional del Trabajo arroja datos más modestos: Rusia ocuparía el puesto 25 en la clasificación de mujeres en puestos de mando, representando éstas un 39,1% del total. A su vez, la mayor parte de las mujeres con altos cargos lo hacen en la pequeña y mediana empresa, no en las grandes corporaciones.

Más allá de las discrepancias, lo cierto es que las mujeres ocupan un puesto comparativamente destacado en las altas esferas empresariales, lo que contribuye a crear un caldo de cultivo que favorece las iniciativas femeninas. Los datos así lo confirman: desde 2007, el número de empresas fundadas por mujeres se ha triplicado, mientras que las creadas por hombres han crecido a un ritmo mucho más sosegado.

Cabe señalar que los proyectos empresariales liderados por mujeres se ocupen en el ámbito técnico y tecnológico, internándose así en un segmento potencialmente muy lucrativo. A pesar de ello, prevalece una división clara entre los sectores propios del empresariado femenino y del masculino. Los negocios con mayor presencia de empresarias son las tecnologías de la información, el comercio minorista y los medios de comunicación, mientras que los hombres dominan la industria de los hidrocarburos y la metalúrgica.

A su vez, los proyectos llevados a cabo por mujeres están seriamente infra-financiados por los bancos, hasta el punto de que las pequeñas y medianas empresas regentadas por mujeres sufren un déficit combinado de financiación de unos 11.500 millones de dólares.

Australia

Con un 32,4% de mujeres sobre el total del empresariado, Australia cuenta no sólo con la quinta tasa más elevada del mundo, sino que también disfruta de unas buenas condiciones habilitadoras, sobre todo en lo referido a la participación de la mujer en el trabajo.

Tanto las autoridades públicas como la sociedad civil cuentan con un importante entramado de fomento de la actividad empresarial femenina. El programa gubernamental Women in STEM and Entrepreneurship proporciona ayudas de hasta 250.000 dólares australianos (más de 160.000 euros) a proyectos de formación empresarial para mujeres. En 2011 se creó la Cámara de Comercio e Industria de las Mujeres, que, además de promover la igualdad de género en los negocios, ha identificado los sectores de la agricultura, el transporte y la construcción como aquéllos en los que la discriminación es más prevalente. Por su parte, otras destacadas iniciativas en el ámbito privado, como Women as Entrepreneurs o Inspiring Rare Birds ofrecen ayudas y forjan ambiciosos compromisos para el incremento del empresariado femenino.

En la radiografía de la emprendedora australiana se aprecia un cierto confinamiento a ciertos segmentos de actividad. Una clasificación reciente de las 30 principales empresarias muestra que la cuarta parte se dedica a la industria cosmética y a la de bienes de consumo.

Como podemos ver todas tienen sus pro y contras, pero no cabe duda que la participación femenina se está haciendo notar mucho más con ésta ola del Emprendimiento Femenino.

En el BOOTCAMP MUJER WOW, liderado y creado por Tere Egaña apunta a que la mujer inicie su emprendimiento, apoyándola a crear emprendimientos con propósitos y a convertirse en Mujeres altamente productivas, dándoles herramientas y la preparación necesaria para que formen parte del mundo de las Entrepreneurs, porque cada Mujer es Digna de lograr su Sueño.

Espero que la información nos haya dado una mirada de cómo se está moviendo el mundo del emprendimiento femenino en otros países. Veremos entonces que pasa con los emprendimientos de las mujeres hispanas.

Si quieres comenzar tu propio emprendimiento entra a:

www.bootcampmujerwow.com

Si quieres conocer más del trabajo de Teresa Egaña, sigue a:

@mujerwow

@teresaegana

www.teresaegana.com

Para tus preguntas e inquietudes escríbenos a:
soy@mujerwow.com

¡Y BIENVENIDA al mundo de las ENTREPENEURS!

¡Nos vemos en nuestro próximo Post!

Con pasión por el placer de emprender.
Ísola Urdaneta
Administradora BLOG MUJER WOW

Deja un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.